¿Sabías que la mayoría de las personas adultas no consumen la suficiente proteína?

¿Todavía piensas que la proteína de suero es para los culturistas?

Si te identificas con alguna de estas situaciones la Proteína de suero es para tí

  • Has estado o estás convaleciente o encamada.
  • Has perdido el apetito.
  • Tienes ansiedad por la comida.
  • Quieres controlar el peso.
  • Tienes muchos antojos.
  • Haces ejercicio y necesitas recuperar.
  • Ultimamente estás más cansada de los normal
  • O simplemente puede ser otra opción del desayuno o la cena.

Para que no pienses que únicamente puedes tomar la proteína en polvo en forma de batido, he elaborado un libro de recetas en el que puedes ver las diferentes formas que tienes para poder incluir la proteína en polvo en tu dieta.